Galicia, Pontevedra

El bosque encantado de Aldán

El bosque encantado de Aldán

En la localidad pontevedresa de Cangas do Morrazo, en la parroquia de Aldán, encontramos un precioso bosque conocido como “la finca de O Frendoal” o “el bosque encantado de Aldán”.

Este bosque atlántico se extiende a continuación de la Casa Torre de Aldán, cuyos dueños son los condes de Canalejas. En la actualidad este paraje esta dividido en dos partes, por la construcción de la carretera PO-315, la mitad que se encuentra fuera de la casa residencial fue donada al ayuntamiento de Cangas.

Robles, castaños, laureles, abedules y alguna especie exótica introducida por los Condes la extensa vegetación de este parque tan especial.

El “Arco da Condesa” es un espectacular acueducto romano que se haya en el interior del bosque. Este acueducto fue restaurado por los condes de Canalejas para la utilización del agua como sistema de regadío. Esta construcción romana tenía otro arco que fue derribado por la obra que dividió la finca en dos partes.

La atracción principal de este parque es una pequeña edificación inacabada con forma de castillo: consta de dos torres y un puente levadizo sobre el arroyo Orzas. Este fotogénico castillo fue construido por los Condes como zona de recreo.

Todo esto convierten este jardín en un lugar mágico, siendo bautizado por los lugareños como “el bosque encantado de Aldán”.

El bosque encantado de Aldán El bosque encantado de Aldán El bosque encantado de Aldán El bosque encantado de Aldán El bosque encantado de Aldán El bosque encantado de Aldán El bosque encantado de Aldán El bosque encantado de Aldán El bosque encantado de Aldán El bosque encantado de Aldán El bosque encantado de Aldán

Dress: Zara (Previous season)

Sunglasses: Thierry Lasry (Current season)

Sneakers: Converse (Current season)

Denim jacket: Zara (Previous season)

Photos by Óscar González Brea