Destinos, Escocia, Europa

Catedral de St Andrews

Catedral de St Andrew

En la histórica ciudad de St Andrews, situada en la costa este de Escocia, se localiza la Catedral de St Andrews. Esta edificación, con vistas al Mar del Norte, actualmente se encuentra en estado ruinoso pero, en su momento, fue la catedral más grande y magnífica de todo el país.

Su historia

El origen de la Catedral de St Andrews se remonta al año 742, cuando las reliquias del apóstol San Andrés (St Andrews) se trasladaron a la costa del condado de Fife, exactamente a la ciudad de St Andrews. Primeramente, sobre esta zona, se edificó la Iglesia de St Mary on the Rocks. Esta iglesia fue la primera de las tres edificaciones que, sucesivamente fueron ocupando este lugar. En 1140 una comunidad de agustinos construyó aquí su propia iglesia, Iglesia de St Rules, cuya torre cuadrada y aislada todavía se conserva y se utiliza en la actualidad como mirador. Finalmente, en 1160, el Obispo de St Andrews inicia la construcción de la Catedral de St Andrews.

Su construcción se extendió durante 158 años, consagrándose finalmente en 1318A partir de ahí su historia fue muy inquietante, pasando por numerosos altibajos. Ya que, en 1270 antes de su terminación, su costado oeste fue destruido por los efectos de un temporal. Posteriormente sufrió un importante incendio en 1378, lo que obligó a su reconstrucción. Y en 1409, otra tormenta acabó con su lado sur.

Pero además de ser víctima de las catástrofes naturales por su posición, la catedral de St Andrews fue duramente dañada durante el siglo XVI con motivo de la Reforma Protestante. Posteriormente, sobre la duda de su restauración, sus piedras se utilizaron para construcciones de origen civil de la propia ciudad de St Andrews. Así que, en el presente de aquella catedral solamente queda una gran explanada con algunos muros en pie, desde los que se puede intuir la inmensidad de lo que en el pasado fue la Catedral de St Andrews.

Visitar la catedral

La visita a la Catedral de St Andrews es gratuita. Solamente hay que pagar para subir a la torre de la Iglesia de St Rule, donde se puede disfrutar de una increíble vista panorámica. También hay un museo en el que se encuentran las reliquias encontradas en los alrededores de la catedral. Realmente vale la pena la visita a la Catedral de St Andrews y admirar los restos de lo que fue una de las construcciones arquitectónicas más famosas de Escocia. Para más información aquí adjunto su página oficial.

Catedral de St Andrews Catedral de St Andrews Catedral de St AndrewsCatedral de St AndrewsCatedral de St AndrewsCatedral de St AndrewsCatedral de St AndrewsCatedral de St AndrewsCatedral de St Andrews

Fotografía de Marta Ameijeiras Barros