Destinos, Escocia

Castillo de Dunnottar

Castillo de Dunnottar

El castillo de Dunnottar es una de las fortalezas medievales más fascinantes de Escocia. Actualmente son unas ruinas que están asentadas en la cima de un acantilado en el temerario mar del Norte, al sur del pueblo de Stonehaven.

La construcción de Dunnottar fue la residencia del conde Marischal, que durante un tiempo fue una de las familias más influyentes del país. También, celebridades como William Wallace, la reina Mary Queen of Scots y el rey Carlos II forman parte de la historia del castillo.

Su historia

Los primeros vestigios arqueológicos encontrados en este emplazamiento pertenecen a los pictos y se remontan al siglo III d. C., según la prueba del carbono 14. Este hallazgo se trata de una fortificación que, según los arqueólogos de la Universidad de Aberdeen, podría tratarse de uno de los primeros sitios amurallados ocupados por este clan. Los pictos eran una enigmática tribu que habitó en el norte y centro de Escocia desde tiempos del Imperio Romano hasta el siglo X.

El castillo de Dunnottar también es uno de los primeros sitios cristianos de Escocia. Ya que en el siglo V el misionero Niniano de Galloway o Ninian construyó aquí un lugar de culto. Este santuario creció y añadió edificaciones defensivas a su construcción. Pero de nada valieron al rey Donald II de Escocia en el 900 d. C., ya que murió en una feroz batalla contra los vikingos.

En 1276 se consagra la capilla para el culto de William Wishart, obispo de St. Andrews. Pero un año más tarde fue quemada por William Wallace con una tropa de soldados ingleses en su interior.

En siglo XIV el castillo de Dunnottar pasa al dominio de una de las familias más poderosas de Escocia, la familia Keith, a la que se le otorga el título de conde Marischal. Dos siglos después esta propiedad cumple función palaciega. Alberga en sus estancias mejor acondicionadas a ilustres invitados como la Reina Mary Queen of Scots.

Pero el acontecimiento histórico más importante de Dunnottar sucedió durante el reinado de Carlos II. Fue en relación con los Honores de Escocia, también conocidos como Joyas de la Corona Escocesa (que actualmente se encuentran en el castillo de Edimburgo). Estas joyas eran utilizadas en las coronaciones y fueron empleadas por última vez en la coronación de Carlos II en 1651. Antes de este acontecimiento, Carlos I de Inglaterra y de Escocia había sido ejecutado por el régimen de Oliver Cromwell que luchaba contra la monarquía. Cromwell ordenó la destrucción de todos los símbolos reales de Inglaterra, Escocia e Irlanda. Sin embargo, los Honores de Escocia quedan escondidos en el castillo de Dunnottar. Y aunque la fortaleza sucumbió a los antimonárquicos no se encontraron estos valiosos tesoros. Consiguieron sacarlos unos días antes.

En 1715 el último y décimo conde Marischal, George Keith, fue declarado culpable de traición por su participación en el levantamiento jacobita. Sus propiedades, incluyendo el castillo de Dunnottar, quedaron confiscados por el Gobierno.

Después de este acontecimiento la fortaleza queda abandonada hasta que la familia Pearson lo compra en 1925. La primera vizcondesa, Lady Cowdray, comenzó un programa de restauración. Desde entonces sigue perteneciendo a esta familia, y está abierto al público.

Visitar el castillo

El castillo de Dunnottar se encuentra aproximadamente a tres kilómetros de Stonehaven. Puesto que la fortaleza está galardonada con un premio de turismo ecológico (Green Tourism) se recomienda llegar utilizando el transporte público o bien a pie, a través de un pintoresco sendero desde Stonehaven. Si viajas en coche cuenta con un parking gratuito.

El acceso para personas de movilidad reducida puede resultar complicado, ya que posee numerosas escaleras sin adaptación.

Cabe destacar que los perros son bienvenidos para acompañarnos en nuestra visita. Siempre y cuando se lleven con correa y no dañen las instalaciones.

El precio del la entrada para adultos es de 7£  pero existen ofertas especiales para niños y familia. El horario de visita es muy variable por lo que es recomendable visitar su página oficial. Esta propiedad también cuenta con una aplicación móvil muy interesante. En ella podrás encontrar el español en su oferta de idiomas.

Mi experiencia personal en Dunnottar fue muy gratificante. Sinceramente uno de las fortalezas más impresionantes que visité. Así que, si viajas a Escocia, no dudes en meter al castillo de Dunnottar en tu lista de destinos. Francamente merece la pena.

Castillo de Dunnottar Castillo de Dunnottar Castillo de Dunnottar Castillo de Dunnottar Castillo de Dunnottar Castillo de Dunnottar Castillo de Dunnottar Castillo de Dunnottar Castillo de Dunnottar Castillo de Dunnottar Castillo de Dunnottar Castillo de Dunnottar Castillo de Dunnottar Castillo de Dunnottar Castillo de Dunnottar Castillo de Dunnottar Castillo de Dunnottar Castillo de Dunnottar

Camisa: Zara (Colección actual)

Jersey: Zara (Colección actual)

Jeans: H&M (Colección actual)

Deportivas: Vans (Colección actual)

Abrigo: The North Face (Colección pasada)

Fotografía de Marta Ameijeiras Barros y Paula Ameijeiras Barros